Un Mundial en un escenario perfecto

La playa de La Barca, sede de los mundiales de windsurf y kiteboard, presume de formar parte por séptimo año consecutivo de un municipio, Pájara, con cuatro Banderas Azules, tres situadas en las playas de Butihondo, Solana Matorral y Costa Calma y otra en el Aula Municipal de la Naturaleza, que realiza una importante labor divulgativa sobre la conservación del Medio Ambiente.

Este reconocimiento internacional, otorgado por la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC), una asociación sin ánimo de lucro que desarrolla los programas de la Fundación de Educación Ambiental (FEE), garantiza al visitante la limpieza de las aguas, los servicios de salvamento, paneles informativos, seguridad y accesibilidad. 

“Es un galardón internacional que concede anualmente la FEE, y que se otorga a playas y puertos deportivos como símbolo identificativo de una alta calidad ambiental y unos buenos servicios, entre ellos los de accesibilidad y seguridad para los usuarios”, afirma el concejal de Playas y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Pájara, Farés Sosa, quien durante la celebración del Mundial de windsurf, junto al concejal de Deportes, Jesús Umpiérrez, izó de forma simbólica la Bandera Azul en la playa de Costa Calma.

Además, Farés Sosa precisó que la presencia del Mundial en un escenario distinguido con la Bandera Azul “suma para que la denominación de las Playas de Jandia se promocione como destino turístico y deportivo de primer nivel”. En este sentido, Jesús Umpiérrez subrayó “el orgullo que supone para Pájara” que competidores llegados desde todos los rincones del planeta destaquen las condiciones medioambientales del campo de regatas.