Profeta en sus aguas

Laura Fernández (Gran Canaria, 1992), afincada desde niña en Famara (Lanzarote), se inicia en el Kiteboard a la edad de 14 años, gracias a la afición de su padre a los deportes náuticos. El pasado campeonato ya recogió el mejor fruto en el Mundial, y tenía que ser en Fuerteventura, donde se siente como pez en el agua, pues aquí ganó en Kiteloop Competition, modalidad en la que aparte de hacer trucos hay que girar la cometa 360 grados.

Su andadura mundialista comenzó a los 16 años, hizo parte del circuito y obtuvo un tercer puesto en Portugal. La temporada pasada sufrió una lesión ocular que, por negligencia médica, le supuso una pérdida de visión del 30 por ciento del ojo izquierdo y un paréntesis en su carrera deportiva. Sus hermanos también navegan y vuelan con cometas, y uno de ellos, Pablo, es campeón de España de Surf Kite. 

Laura Fernández, enamorada de Lanzarote y Fuerteventura, le encanta navegar en Sotavento de Jandía por las extremas condiciones de viento fuerte, que le propician dar lo mejor de sí misma. Y es profeta en sus aguas, pues el pasado junio quedó campeona de España de Kiteboard en Freestyle en Famara… buen camino lleva.