Un Mundial para todas las edades

Además de reunir a los mejores competidores del mundo y contar con una organización y una infraestructura acorde con el rango internacional de la cita, otro de los puntos fuertes que ha llevado al Mundial de Windsurfing y Kiteboarding de Fuerteventura a ser la cita más destacada del calendario de ambos deportes es la oferta de ocio que ofrece durante los quince días de actividad en la playa de La Barca, en Jandía.

Se trata de un evento para disfrutar en familia, con actividades recreativas para los mayores y también para los más pequeños de la casa. Los muchos niños y niñas que cada jornada pasan por la Carpa de Día tienen un espacio reservado para su divertimento, donde el agua está muy presente.

Caminos de Rey, empresa majorera especializada en organizar actividades de ocio al aire libre, instala a diario una generosa piscina donde los pequeños, bajo la atenta mirada de las cinco personas que se encargan de vigilar que no exista ninguna anomalía, pueden disfrutar de varias actividades recreativas. Una de ellas destaca por encima del resto, la bolas acuáticas o ‘walk of water’, que no sólo han llamado la atención de los más jóvenes sino también de los ya ‘talluditos’.

Carpa de Noche

La playa sureña también prosigue estos días con su oferta de ocio nocturno. La Carpa del Mundial vivió ayer una fiesta Red Bull, con un nuevo lleno en el comienzo del fin de semana festivo. Para esta velada se ha programado el espectáculo de la Dance Wind Experience, para la que también se espera una gran asistencia de público. Hay que recordar que ya en el pasado fin de semana se registró una afluencia de 8.000 personas, que disfrutaron de la música y el ambiente festivo y siempre con la presencia de numerosos efectivos de seguridad y asistencia.

Imágenes