Kiri Thode y Sarah-Quita Offringa no dan opción a sus rivales en Fuerteventura

Los dos líderes de la clasificación mundial mantienen el liderazgo en el Campeonato del Mundo de Windsurfing de Fuerteventura

El venezolano 'Gollito' Estredo cae en semifinales ante Van Broeckhoven, segundo del mundo

Jueves de acción en la playa majorera de La Barca, sede del Campeonato del Mundo de Windsurfing y Kiteboarding de Fuerteventura, en una intensa jornada de saltos y maniobras a cargo de los mejores windsurfistas del mundo en la modalidad de estilo libre. Más de medio centenar de competidores entraron al agua para participar en mangas eliminatorias de siete minutos cada una y obtener la máxima puntuación de los jueces. El tenso pulso entre el venezolano José 'Gollito' Estredo, favorito y ganador de la edición del año pasado en Fuerteventura, y Steven Van Broeckhoven, segundo en la clasificiación mundial de la PWA, dio como resultado el paso del belga a la final de la primera eliminatoria disputada en aguas majoreras. La otra semifinal de este jueves fue la protagonizada por el bonairense Kiri Thode, campeón del mundo en el año 2013 y actual número uno del ranking mundial, y su compatriota Björn Saragoza, quien no pudo con el líder de la clasificación de la PWA a pesar de que está desempeñando un papel relevante en este Mundial. La final disputada entre Van Broeckhoven y Kiri Thode dio la victoria a este último, quien se posiciona como líder de este Mundial de Fuerteventura y se postula como favorito para hacerse con el primer puesto en el podio. Finalizada la manga 16 de la primera eliminatoria del día, todos los competidores del cuadro masculino habían pasado por el campo de regatas, pero solo los dos mejores de cada eliminatoria de cuatro tuvieron la oportunidad de continuar en la competición al pasar a la siguiente ronda. Es la selección necesaria de la modalidad de estilo libre, que exige la máxima habilidad para pasar a las eliminatorias dobles, auténticos duelos en los que solo uno puede salir victorioso. La tensión y la calidad de las maniobras fueron aumentando hasta arrancar numerosos gritos y aplausos de la concurrencia reunida en la orilla, que disfrutó de una de las jornadas más apasionantes de una competición ya de por sí cargada de adrenalina y emociones. Sobre las cuatro de la tarde daba comienzo el cuadro femenino de la competición, que enfrentó a las diez mejores riders del tour mundial de la modalidad de Freestyle de la PWA (Asociación Profesional de Windsurfistas). Fueron dos las mangas femeninas que se disputaron antes de ver en acción a la dueña del título de reina del freestyle desde hace siete años, la arubeña Sarah-Quita Offringa, quien una vez más convenció a los jueces con la maestría sus trucos y no cedió ante ninguna de sus rivales en las tres mangas que disputó a lo largo de la tarde. Destacable igualmente fue la actuación de la rusa Olya Raskina, sexta en la clasificación mundial, quien disputó la final con la arubeña aunque no pudo derrotar a la siete veces campeona del mundo. Este viernes comienzan las eliminatorias dobles, tanto masculinas como femeninas, en la que todos los competidores vuelven a batirse con el viento para mejorar o revalidar sus posiciones en la clasificación del Campeonato majorero.

Imágenes