Economía

La población del municipio de Pájara asciende a unos 15.000 habitantes de hecho, habiéndose duplicado en los últimos tres años. La mayoría están asentados en los enclaves más importantes: Pájara, La Lajita y Morro Jable.

Hasta comienzo de los años setenta la población vivía principalmente de una agricultura de secano con cultivos esenciales, como el tomate, las papas o el millo, de los productos obtenidos del mar y de la ganadería, sobre todo cabras y ovejas que proporcionaban leche y queso. Los excedentes del consumo propio se vendían para adquirir recursos económicos y así poder obtener otros productos que se importaban de fuera.

A partir de entonces empresas foráneas descubren el gran potencial que tienen las playas de Jandía para atraer a turistas europeos en busca de temperaturas cálidas, playas solitarias y mucha tranquilidad. Fue así como comienza a consolidarse una oferta turística en torno a Morro Jable, el boom constructivo y la necesidad de dotarlo servicios provoca una enorme demanda de mano de obra, ocupando a las gentes del lugar.