Ruta del Interior de Pájara

En esta ruta se nos ofrece la oportunidad de conocer el interior del municipio. Las áridas llanuras salpicadas de redondeadas montañas nos cuentan de la vejez de la isla y de la actividad erosiva, implacable escultora de paisajes.
Es la ruta ideal para conocer al majorero, el isleño de Fuerteventura de carácter afable y tranquilo, representante de una idiosincrasia única, adaptada al medio en el que vive.
La ruta lleva hasta el pueblo de Pájara, capital del municipio. Tanto aquí como en el núcleo costero de Ajuí se puede disfrutar de exquisitos platos típicos, principalmente pescado fresco.
Pequeñas playas tanto de arena rubia como negra se encuentran diseminadas por todo el litoral, que al estar orientado hacia el norte presenta un mar bravo, de oleaje perseverante.

Urbanización de la Pared

La urbanización de la Pared se encuentra situada en la costa occidental de Pájara. Es un tranquilo núcleo nacido hace pocos años que no alcanza los trescientos habitantes.

Entre sus ofertas deportivas cabe destacar la práctica del surf, la equitación y un pequeño campo de golf.
Diversos restaurantes nos brindan en su menú tanto un exquisito listado platos típicos canarios como una cuidada selección de la cocina internacional.

Playa de La Pared

Está situada en las proximidades de la Urbanización de La Pared, en la costa noroeste del municipio.

La arena presenta color negro como consecuencia de la continua erosión a la que los materiales volcánicos de la zona se ven sometidos por el implacable oleaje. Esta coloración contrasta visiblemente con la arena de las playas vecinas, de clara tonalidad amarilla.

Playa del Viejo Rey

Playa de aproximadamente 300 metros de longitud está situada en las cercanías de la Urbanización de La Pared. Se accede a ella por una escalera que discurre a través de un pequeño acantilado de entre 15 y 20 metros de altura.
Esta muralla pétrea amortigua sensiblemente los efectos del viento que en esta zona suele ser frecuente. Al estar orientada al norte, las corrientes marinas son algo intensas con lo que hay que extremar las precauciones a la hora del baño. Es digna de visitar por su belleza y tranquilidad.

Montaña Cardón

Se trata de un pequeño macizo montañoso catalogado como Monumento Natural en 1994 y que abarca un total de 1.266 hectáreas.

Presenta laderas de elevada pendiente que culminan a 690 metros sobre el nivel del mar.
Su imponente morfología y atractivo visual lo convierten en un paisaje destacable, muy propicio para los amantes de excursiones a pie.
La intensidad del relieve y la continua erosión han empobrecido considerablemente el terreno de elementos nutrientes. Esto hace que la implantación de especies vegetales sea todo un reto.
Especies exclusivas de Canarias, perfectamente adaptadas a condiciones extremas sobreviven en este rudo espacio: es el caso de la jorga o la col de risco.

Pájara

Pájara se encuentra situada a 196 metros sobre el nivel del mar con una población apenas superior a los 1.000 habitantes. Es capital del municipio desde que éste se constituyó en 1812.
La mayoría de sus pobladores se dedican al sector terciario, ganaderos principalmente de cabras y ovejas, y agricultores de cultivos de secano. En estos últimos años una importante parte de la población ha encontrado trabajo en las urbanizaciones turísticas que el municipio posee en su litoral sur.
El núcleo urbano ha crecido en torno a la iglesia, de estilo clásico y digna de admirar por su delicada belleza. Está consagrada a la advocación de Nuestra Señora de Regla, patrona del pueblo. La capilla original fue construida en 1687, siendo dependiente de Betancuria hasta que obtuvo su independencia canónica en 1711, erigiéndose en parroquia.

Ajuí

Ajuí es el principal núcleo urbano de la costa de Barlovento con un total de 126 habitantes en 1999.
Es un tranquilo pueblo donde una incipiente infraestructura turística comienza a desarrollarse, protagonizada fundamentalmente por pequeños edificios de apartamentos, restaurantes y bares.
La economía está basada eminentemente en una pesca artesanal llevada a cabo en las costas próximas. Las pequeñas embarcaciones permanecen varadas en la orilla durante la estación invernal debido a las fuertes mareas. Sin embargo, durante el resto del año traen a tierra numeroso pescado fresco que se puede degustar en exquisitos platos a pocos metros del mar.

Monumento Natural de Ajuí

Se trata de un fragmento de litoral situado en la desembocadura del barranco de Ajuí y catalogado como Espacio Natural Protegido en 1994 con una superficie de 32 hectáreas.
Su importancia estriba en que es el lugar más antiguo del archipiélago canario.
Hace más de 100 millones de años en el fondo oceánico se formaron parte de estas rocas a partir de sedimentos marinos. Actualmente se encuentra sobre la superficie del mar mostrando fósiles de animales marinos extinguidos hace miles de años.
El estudio de estos materiales geológicos, que en su conjunto es denominado Complejo Basal, indica que Fuerteventura es la isla más antigua de Canarias con 20 millones de años aproximadamente.

Puerto de la Peña

El Puerto de la Peña es una pequeña cala situada al norte del municipio de Pájara, junto al pueblo costero de Ajuí.
Debido a la protección que ofrece ante las fuertes corrientes marinas reinantes en la zona, fue el lugar escogido para hacer el primer desembarco en la isla por parte de los conquistadores Jean de Bethencourt y Gadifer de la Salle en 1402, capitaneando tropas normandas.
Posteriormente tuvo cierta relevancia económica gracias a un constante comercio de cal, fabricada aquí y exportada luego al resto de las islas.

Toto

Toto es un pequeño pueblo del interior isleño, de casas blancas y agrupadas, ubicado en la parte baja del lomo de El Herrero.
Sus aproximadamente trescientos habitantes se dedican en su mayoría a la ganadería y a la agricultura, cultivando en el fondo del barranco plantaciones de secano.
Se encuentra situado a dos kilómetros de Pájara y a 250 metros sobre el nivel del mar, careciendo de cualquier tipo de infraestructura turística, lo que no es óbice para que su visita nos introduzca en el sabor y el encanto de la arquitectura campesina de un pequeña y tradicional aldea.