Monumento Natural de la Montaña de Cardón

La montaña de Cardón es un impresionante cuchillo,  forjado por la erosión sobre los materiales  volcánicos  originales. A sus peculiaridades  geomorfológicos se une la importancia que esta  emblemática montaña poseía para los aborígenes,  que la consideraban sagrada, y en cuyas grutas se  han hallado vestigios funerarios y restos y restos de  utensilios de la cultura guanche. La col de risco, el  cerrajón y la jorja son especies vegetales endémicas  que pueden hallarse en sus laderas, destacando las abundantes poblaciones de cardones, símbolo vegetal de Fuerteventura y especie de singular belleza. Desde su ápice, puede observarse una espectacular panorámica de la Península de jandía, accediendo por su vertiente Oeste (Huertas de Chilegua) o Este (Cardón).

Al pie del Macizo de Jandía, en su cara Oeste o de  Barlovento, se extiende Cofete, espectacular playa  virgen de arenas rubias, de unos catorce kilómetros  de extensión con mar brava y fuerte oleaje, que  contrasta con la tranquila vertiente opuesta de  Sotavento, donde se ha desarrollado la modera  infraestructura turística al cobijo de las reposadas  mares del Este.