Parque Natural de Jandía

Desde el Istmo de La Pared, la estrecha franja de  arenas rubias que representa la menor distancia  entre Sotavento y Barlovento con apenas 5Km de  anchura, hasta la Punta de Jandía. Este Parque  Natural representa el espacio que quizá contenga los  valores naturales y paisajísticos de mayor  importancia en el conjunto insular.

Vertebrado por el Macizo de Jandía a modo de  espina  dorsal, y coronado por el Pico de La Zarza,  (807 m.), la mayor altura de la isla, sus cumbres se  hallan buena parte del año cubiertas por un mar de  nubes, que genera un microclima húmedo que cobija  a más de doce especies endémicas, y que ha  permitido hasta hoy la pervivencia de vestigios de  laurisilva, especie propia de los archipiélagos macaronésicos. El Cardo de Nogales, el Caparro, y el Tajinaste de Jandía , entre otras, destacan en cuanto a la flora local. Rapaces como el Águila Ratonera, el halcón Leonor, el Cernícalo Primilla, la Coruja (lechuza común), el Guirre, especie de gran relevancia y simbología en la isla, o Garzas Reales, son las especies animales de mayor importancia. En el mar, Cetáceos y Tortugas de variada tipología visitan las costas en sus periplos migratorios

La gran diversidad de ecosistemas que el Parque Natural  de Jandía acoge justifica que es este gran espacio  se  encuentran los hábitas de mayor relevancia de la isla: El  Jable, El Saladar, las llanuras pedregosas, los  impresionantes barrancos y laderas, las escarpadas y  húmedas cumbres…