Ermita de san Antonio de Padua

Esta pequeña ermita dedicada a san Antonio de Padua da servicio religioso a los vecinos del pueblo de Toto.

Fue construida en la segunda mitad del siglo XVIII gracias a la aportación de números feligreses de la localidad y de otros pagos adyacentes.

En 2008 fue declarada por el Gobierno de Canarias Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Monumento Histórico.

Consta de una sola nave a tres aguas, además de una sacristía a cuatro aguas adosada a la cabecera del templo. Cuenta con dos accesos, la puerta principal, a los pies de la iglesia, y una segunda entrada en el muro de la epístola.