Grandes dunas de Sotavento

Los rayones son gigantescas dunas perpendiculares al mar. La denominación es exclusiva de Fuerteventura, nombre que el habla majorero relaciona con esas antiguas medidas de cereal llenadas hasta los bordes y que era necesario rayar, igualar con el rasero para obtener el volumen exacto. Así se nos muestran estas grandes dunas, desbordadas de material.

Las dos principales dunas lineales se adentran en el mar al SW de las casas de Risco del Paso. A principios de la década de 1980 tuvieron 300-400 metros de longitud y 15 metros de altura, pero en la actualidad están en un proceso de disminución tanto en alzada como en extensión. También se ha reducido la anchura de la playa de Sotavento.

Una de las causas que explicaría este descenso puede ser el aumento de vegetación observado en los últimos años en el istmo debido a la disminución de la ganadería, pues la vegetación fija la arena.

No obstante, no debemos menospreciar el efecto negativo que tienen las construcciones y la carretera a lo largo de toda la costa, constituyendo barreras que dificultan igualmente su movimiento.

Como ha quedado demostrado en varios trabajos científicos, las nuevas infraestructuras turísticas han cortado el paso a los vientos y con ello al libre movimiento de las arenas entre barlovento y sotavento.

Las dunas han decrecido en tamaño y extensión, la línea de costa se ha reducido y las playas son cada vez más pedregosas, lo que hace ver el futuro arenoso de este singular espacio costero con cierto pesimismo.