Tenería de Taboeta

Es la única de estas instalaciones semi industriales que se conserva en Fuerteventura. Se localiza en las inmediaciones de Risco Negro.

Estaba dedicada a la transformación de la piel en cuero, elemento básico para la confección de ropa, aperos de labranza y utensilios diversos. Las pieles empleadas procedían principalmente del ganado caprino (machos) y de burros y ovejas de la isla, y en ocasiones de Lanzarote. El fin de la tenería se sitúa en los años cincuenta del siglo XX, motivado, entre otras causas, por la falta de suministro del zumaque palmero, importante sustancia curtiente necesaria para la transformación del producto curtido. Otras sustancias utilizadas en el proceso de curtido eran agua, cal, alumbre, afrecho de trigo e incluso excrementos de perro.

El edificio fue restaurado por el ayuntamiento en el año 2004.