Parque natural de Betancuria

Superficie: 14.318,5 Ha.

Este espacio natural protegido surgió con la finalidad de proteger el carácter natural del Macizo montañoso de Betancuria, así como conservar la forma de vida, agrícola y ganadera, de las poblaciones incluidas en el parque.

Este espacio protegido es compartido por cinco municipios, teniendo Pájara aprox. un 20% del total. En el ámbito geológico su importancia radica en que posee los materiales más antiguos de Canarias y una morfología excepcional, con característicos valles en U y relieves accidentados, fuertemente moldeados por el agua y el viento.

En cuestión de fauna, posee una de las representaciones más ricas del archipiélago, particularmente de aves de gran envergadura. En sus barrancos anidan varias parejas de guirres. En la costa algunas águilas pescadoras y colonias de pardelas viven de los productos que ofrece el mar.