Lisneja

Nombre común: Lisneja

Nombre científico: Chalcides simonyi

Status: Muy rara y localizada. Especie amenazada por el incremento de aridez provocado por el cambio climático, abandono de la agricultura y pérdida de suelo debido a la erosión.

Hábitat y distribución: Endemismo canario presente escaso en Fuerteventura y muy raro en Lanzarote. En Fuerteventura se ha citado en zonas del norte como La Oliva o Vallebrón, además de en Antigua, Tuineje, el macizo de Betancuria y el de Jandía. Las poblaciones de lisneja suelen estar asociadas a terrenos frescos y húmedos en valles y laderas sujetos a prácticas agrícolas tradicionales con muretes de piedra.

Cómo reconocerlo: Especie de lagarto con pequeñas patas que pueden hacernos confundirla con una culebra. De aspecto frágil y escurridizo, llega a medir hasta  setenta y dos milímetros en los machos e incluso más en el caso de las hembras.

Curiosidades: Está considerada una de las especies más esquivas y singulares de las que integran el amplísimo abanico de la fauna autóctona canaria. Debido a su rareza y por pasar la mayor parte de su vida debajo de piedras o en galerías subterráneas resulta muy difícil de ver.

El descubrimiento de la especie es atribuido al catedrático en Matemáticas, Física y Mecánica de Viena Oskar Simony, quien vivió en Tenerife tres años entre 1888 y 1890.