Paraíso de las aves

Es uno de los mejores lugares de Canarias para ver aves limícolas. Son aves ligadas a zonas húmedas que se alimentan de los pequeños invertebrados, crustáceos y moluscos del barro gracias a sus evolucionados picos de variadas formas y tamaños. Sólo en esta playa se pueden ver concurridos bandos de chorlitejos grandes, correlimos comunes, zarapitines, gordos y tridáctilos, zarapitos trinadores o chorlitos grises. Por otro lado, es el más importante refugio de los amenazados chorlitejos patinegros, quienes tienen en estas arenas su mayor colonia de cría de toda Canarias y de los que se han llegado a contabilizar concentraciones superiores a los 300 individuos.
También acuden a pescar en los charcos garzas reales, garcetas y espátulas. Y la muy rara águila pescadora, el único rapaz ictiófaga de Europa.