Los Niños de La Rotonda

Obra «Caminos» (2007) de la escultora cubana afincada en Jandía Lisbet Fernández. Representa la mirada hacia el futuro de varios niños. Es más conocida como “los niños de la rotonda”.
El grupo se compone de 30 esculturas individuales de niños y niñas, todas con una altura de unos 110 cm, y están realizadas en terracota.
Sus rostros son copias de los de niños de la zona, la mayoría de Morro Jable.