Saladar en recuperación

Mientras que los otros saladares de esta costa han permanecido más o menos iguales, el de Sotavento ha experimentado en los últimos 25 años un notable crecimiento. Las causas no están del todo claras, pero es posible que influya en ello el control que se ha venido ejerciendo en los últimos años sobre el uso de vehículos todoterreno en la playa, hoy estrictamente prohibido.

También podemos ver balancones, esos capturadores de dunas por excelencia que tan sólo se instalan en aquellos lugares algo más elevados de la playa donde el agua no moja con regularidad sus raíces y la arena está menos compactada.