Tarabilla Canaria

Nombre común: Tarabilla canaria

Nombre científico: Saxicola dacotiae

Status: Es una especie endémica de las islas Canarias, exclusiva de la isla de Fuerteventura. Su población está en regresión. Al no superar los 15.000 ejemplares está catalogada como en peligro de extinción.

Hábitat y distribución: Especie de ave insectívora propia de medios áridos y abiertos, ocupa barrancos, laderas y llanuras terroso-pedregosas con pequeños arbustos dispersos. Ocasionalmente puede aparecer en campos de cultivo y jardines. Residente, no realiza migraciones, por lo que sólo puede verse en Fuerteventura; eso sí, durante todo el año.

Cómo reconocerlo: Pequeño pájaro muy confiado que gusta de posarse en piedras y ramas, moviendo su cuerpo y cola mientras repite un reclamo característico consistente en un tec-tec repetitivo. El macho se distingue por su cabeza negra, con ceja y garganta blancas, y pecho rojizo. La hembra es más pálida y parduzca.

Curiosidades: Cría en la época de lluvias, habitualmente entre los meses de enero a mayo, con posibilidad de realizar dos puestas anuales si el año ha sido bueno. La hembra construye un nido en el suelo, situado bajo una piedra o arbusto, consistente en una copa de hojas y raíces entretejidas con pelo de cabra. La puesta consta de entre dos a cinco huevos, de color verde-azulado y finamente moteados, que incuba exclusivamente la hembra durante 13-15 días. Los pollos son alimentados por ambos progenitores durante 16-18 días, a los que acompañan unas semanas después hasta que son finalmente expulsados del territorio.